Administrar

Los vecinos de es Jonquet proponen expropiar los dos molinos por partes

plaguetes | 21 Setembre, 2011 05:39

RAQUEL GALÁN. PALMA La asociación de vecinos de es Jonquet propone una solución al abandono desde hace décadas de los dos molinos de es Jonquet situados en el tramo oriental del barrio, en la zona marinera de la fachada marítima de Ciutat. Como "los diversos propietarios de estos inmuebles protegidos no tienen ninguna intención de rehabilitarlos", la entidad vecinal pide a Cort "que los expropie por partes, ya que están formados mayoritariamente por casetas añadidas" a las que no les afecta la declaración de BIC (Bien de Interés Cultural).
La entidad vecinal solicitó una entrevista al alcalde, Mateo Isern, y al concejal de Urbanismo, Jesús Valls, poco después de tomar posesión de sus cargos y, como aún no han recibido respuesta, han tramitado otro encuentro de urgencia, ya que a principios de mes se desprendió una parte de la terraza porticada del molino de sa Garriguera. Este derrumbe no es el primero y a ello se añaden "incendios que se han producido más de una vez; la presencia de okupas, incluso una embarazada y niños viviendo allí; un caso de apuñalamiento en el recinto y, en general, una gran degradación y situaciones tercermundistas en plena primera línea de Palma, en el turístico paseo Marítimo", tal como recuerdan la presidenta de dicha asociación, Magdalena Moragues, y el vocal Toni Sorell.

Sin más excusas
Tras décadas de denuncias y la declaración de todo el barrio como zona BIC, los portavoces vecinales creen que "ya no hay más excusas para dejar que los molinos sigan abandonados, porque es un patrimonio único visitado por numerosos turistas, debido a que es lo primero que se encuentran cuando pasean por el Marítimo" procedentes de los cruceros que visitan Palma cada semana o de los hoteles de categoría de la ciudad.
Cort se ha comprometido por ahora a afianzar los molinos para evitar nuevos desprendimientos, aunque se opone a expropiar los inmuebles en su conjunto. Sin embargo, en es Jonquet existen dos molinos municipales que fueron expropiados en los años 80 y 90 para crear allí un pequeño museo, un centro sociocultural y la sede de la asociación vecinal, tal como recuerdan Moragues y Sorell. Por este motivo, opinan que el Ayuntamiento tendría que hacer lo mismo con los molinos de sa Garriguera y d´en Celos, que así se llaman las dos instalaciones que unidas formaban una conocida discoteca de los años 80.

El solar Mar y Tierra
Por otra parte, cuando la entidad vecinal de es Jonquet consiga reunirse con el primer edil y el concejal de Urbanismo, también les pedirán información sobre el estado del PERI (Plan Especial de Reforma Interior) del barrio, ya que este documento tiene que determinar cuál será el futuro del solar llamado Mar y Tierra, el que está situado en la primera línea de la zona occidental del barrio. En un principio estaba previsto construir allí bloques de pisos y un aparcamiento subterráneo. Tras la declaración BIC durante la anterior legislatura, Cort se comprometió a modificar todo el proyecto, por lo que los vecinos solicitan al equipo de gobierno que también "conserve el último talud natural que aún queda en la primera línea, que respete la antigua trama urbana de calles típicas y que dé continuidad a la tipología tradicional de las casas de es Jonquet".
La asociación concluye que "no se puede perder este valioso patrimonio, tanto por el bien de la ciudad como del turismo. Pese a que es Jonquet no es un barrio grande, es muy importante".

Publicat a Diario de Mallorca 20/09/11

El nuevo paseo del talud estß lleno de hierbajos

plaguetes | 05 Setembre, 2011 06:13

 

R.G. El mantenimiento de las zonas ajardinadas del nuevo paseo del talud de es Jonquet brilla por su ausencia. En los pequeños parterres situados en las escalinatas y bajo la barandilla únicamente crecen los hierbajos, que miden hasta un metro y algunos están muertos. En cambio, la enredadera plantada durante las obras se ha quedado completamente oculta tras las malas hierbas.
La falta de cuidado llama todavía más la atención si es comparada con la parte del talud cercana a la avenida Argentina, ya que la abundante vegetación de esta zona está bien mantenida.
La nueva fase de adecentamiento del talud fue terminada en enero de este año y se ejecutó gracias a los fondos estatales del Plan E con un presupuesto de más de 105.000 euros, como indica el enorme cartel anunciador que aún no ha sido retirado. Las obras consistieron en terminar el paseo peatonal que hay sobre el talud y construir unas escaleras para unir ambos extremos.

Publicat a Diario de Mallorca 05/09/11

Presentaciˇ Llibre

plaguetes | 16 Maig, 2011 06:29

Video Presentació llibre Tv Mallorca [M]

El penya-segat dels molins on pegava la mar i la droga

plaguetes | 15 Maig, 2011 16:36

L’associació de veïns d’aquesta emblemàtica barriada acaba d’editar un llibre sobre la lluita contra la degradació

 "En aquesta ciutat no està de moda recuperar les coses, sinó enderrocar-les", diu el jove historiador Albert Herranz. I fa referència a la seva barriada, el Jonquet, i a les lluites perquè fos rehabilitat i no tomat.  L'associació de veïns del barri acaba de publicar el llibre Salvem es Jonquet, en què s'explica la història de la barriada al llarg del segle XX. I com passa en les millors cases, està caracteritzada per l'especulació.

"Des de l'any 1906, en què l'Ajuntament ja tenia plans per enderrocar la barriada", explica Albert Herranz. "En el Pla Alomar de l'any 40, en què es preveu el passeig marítim, també s'hi té en compte. I l'any 70 encara no s'havia deslliurat d'aquesta amenaça", afegeix l'historiador. I és que, segons Herranz, "la barriada mai no fou estimada per arquitectes i urbanistes, ja que, amb les vistes que té, volien que fos per als rics".

Així que mai no s'hi feren grans inversions, amb l'objectiu que s'anàs degradant tota sola. Els veïns de sempre encara recorden padrins i padrines que es preguntaven: I creus que hi tindrem llum algun dia? I que hi arribarem a veure els carrers asfaltats? Tindrem més de tres ‘manxetes' on anar a cercar aigua?

Tot i que era un barri humil, els seus habitants mantenien l'orgull. Un veí, de nom Xavier, recorda: "Abans, els nostres carrers no rebien noms, sinó números. De fet, diuen que hi vingué de visita qualqú de Nova York i ho copià!".  Al llarg del segle XX, en el de les fotografies en blanc i negre, observam un barri de mariners. I amb molt d'ambient, juntament amb Santa Catalina. Precisament per recrear aquest barri idíl·lic, així com la remodelació del teatre Mar i Terra, la productora de TV La Perifèrica ha gravat un simpàtic documental (que es pot trobar i demanar a la pàgina www.laperiferica.com).

En aquest documental es mostra el relat, entre d'altres, de Pep Cortès. "El Jonquet i Santa Catalina estaven dividits, mes o manco, pel carrer que ara és Sant Magí. Hi havia quatre botigues, dos barberies, molts de bars... i hi circulava el tramvia!". Una zona d'activitat econòmica que, segons Cortès, "tenia tanta anomenada com el passeig del Born!". També comptava amb moltes botigues marineres (encara n'hi queda qualcuna). No debades, la relació del Jonquet amb la mar és íntima. Un altre jove historiador, Xavier Riutord, explica que "els jonqueters davallaven per les roques, arribada l'hora de dinar, i agafaven una cranca per posar a la paella". Tan senzill, tan íntim. Tant, que els veïns posaren uns cordes per davallar amb seguretat per les roques.

I és que el talús dels molins donava a la mar, espai que a partir dels anys 50 es guanyà per al ciment del passeig marítim. "I allà a dalt, als molins, hi entrà la droga", interromp ara Margalida Roselló, membre de l'AV del Jonquet. "A la zona de la murada arribaren a haver-hi 11 discoteques, amb tot el que això comportava. Els que coneixeu Son Banya... doncs, no quedava gaire enfora", diu Margalida Roselló.

Continua la història per boca de sor Carmen Garcia. "Vaig arribar com la quarta germana de la caritat. Però prest em vaig tornar sor colega. La droga tocà molt la barriada, i tota la ciutat. I aquí venien a comprar, perquè hi havia entre 30 i 35 punts de venda". I què vàrem fer, llavors? "Posàrem els noms, malnoms i adreces dels traficants als diaris... i vaig rebre una pallissa". Però l'esforç veïnal anà guanyant la batalla.

Un altre històric de la barriada, Felipe González, explica com entrà en contacte. "En Llorenç Tous em cridà i em demanà ajuda per fer feina amb els al·lots. Així que vaig anar a viure al carrer número 13. I record que quan venien els meus amics els oferia cervesa i Coca-Cola. I els deia que aigua no, per favor, que em costava molt d'anar a cercar-la". Però, més que l'anècdota de l'aigua, Felipe González recorda que vivia envoltat dels joves de la barriada, talment com el primer activista social de la barriada.
També el teatre Mar i Terra ("un teatre, dues barriades"), s'acabà rehabilitant, per abandonar definitivament "el niu de rates i rajoles caigudes" en què havia tornat en els anys 80 (Pere Amengual, Gorrete, Dixit). Inaugurat l'any 1907, diu la llegenda que el mateix escriptor Jules Verne assistí a la inauguració del Mar i Terra. El que sí que és segur és que, durant la fosca postguerra, el Mar i Terra tornà un menjador social per a les persones famolenques.  Així és el Jonquet. Però ja no hi pega la mar, en el penya-segat. 
I tampoc no hi pega la droga.

Ander Zurimendi | 15/05/2011 Diari de Balears

Es Jonquet quiere ganar su futuro

plaguetes | 09 Maig, 2011 07:05

La asociación de vecinos publica un libro que narra la historia del barrio, detalla treinta años de reivindicaciones todavía no satisfechas y se convierte en una sintetizada guía patrimonial

 MIGUEL VICENS. PALMA Un corazón y muchos deseos en los molinos más famosos de Palma. Como un homenaje a todas las personas que desde el año 1976 lucharon por el futuro y la dignificación del barrio y también como una obra divulgativa de los valores más específicos y característicos de su entramado urbano, la Associació de Veïns del Jonquet acaba de publicar un libro sobre el arrabal marinero por excelencia.
Salvem es Jonquet, que ha contado para su publicación con una ayuda de Cort y se presentó el pasado jueves en el Teatre Mar i Terra, descubre al lector historias, reivindicaciones, principales proyectos y planes urbanísticos, edificios singulares, entramado social y rehabilitaciones de viviendas de un barrio que forma parte de la postal de Palma desde el mar y que, desde lo alto del talud, marca el inicio del Paseo Marítimo, una zona que, pese a que ya goza del máximo grado de protección patrimonial, mantiene todavía vivas reivindicaciones de la época de la Transición y el inicio del movimiento vecinal.
"Con el libro queremos difundir la importancia de Es Jonquet", manifiesta Margalida Rosselló, vocal de la asociación vecinal de la barriada. "Dar a conocer a todo el mundo sus valores únicos y características especiales dentro del conjunto de la ciudad. Es Jonquet forma parte de la fachada marítima. Y como tal no se puede echar a perder", defiende la que fue consellera de Medio Ambiente del primer gobierno de Francesc Antich. "También queremos con el libro dar a conocer el trabajo realizado por la asociación de vecinos en los últimos cuatro años, que ha sido muy intenso. Y evitó, por ejemplo, la construcción de 113 viviendas, unos aparcamientos y un centro comercial en el solar de Acciona, o un proyecto más pequeño de veinte viviendas en la zona de Es Rentadors", detalla. "Fruto de ese trabajo y de las denuncias contra los dos proyectos mencionados, que acababan con las características del barrio, conseguimos que la zona fuera declarada Bien de Interés Cultural en 2009".
Sin embargo, ahí no acabaron la reivindicaciones, confirma Rosselló. "A partir de esa declaración, Cort tiene que hacer un planteamiento urbanístico que se adapte a la nueva condición patrimonial del barrio. Y en eso lleva retraso", denuncia. "El libro también es un llamamiento a los partidos para que en sus diferentes propuestas electorales tengan en cuenta Es Jonquet".
De los años de la Transición a la actualidad, la situación de Es Jonquet ha cambiado mucho. Nada en la ciudad permanece igual que entonces. En 1976 la barriada carecía de agua corriente y red de alcantarillado. Y, por contra, contaba con once discotecas y sufría la lacra de la droga y la delincuencia. "En aquellos años ni los servicios de limpieza del Ayuntamiento se atrevían a entrar", relata Rosselló.
Hoy sin embargo, hay reivindicaciones de aquella época que todavía se mantienen. "Los molinos siguen en un estado de total abandono treinta años después, cuando el alcalde Ramon Aguiló ya contaba con un plan para llevar a cabo su rehabilitación", apunta la vocal de la asociación de vecinos. "No es de recibo que la administración no pueda dedicar una partida a realizar este proyecto, cuando son edificios que forman parte de la fachada marítima de la ciudad y la propia ley de Patrimonio favorecería la actuación", indica. "Otra reivindicación que une a los vecinos del barrio es la recuperación de los espacios públicos", cuenta Margalida Rosselló. "Entre ellos, el paseo que hay sobre el talud y que ciega la discoteca. Y también la zona junto al Teatre Mar i Terra, donde originalmente había calles", explica. Existen otras demandas de largo recorrido todavía no satisfechas, como el ruido provocado por el ocio nocturno que sufren buena parte de los residentes o la dignificación del talud, el acantilado que antiguamente bañaba el mar.
El libro, dedicado a los dirigentes vecinales Rosa Bueno, Alfonso Martínez y al periodista Sebastià Verd, cuenta con textos de la propia Margalida Rosselló y del escritor Albert Herranz, y recupera artículos periodísticos de Joan Riera, Matías Vallés, Ferran Aguiló, Carlos Garrido y Andreu Manresa, mientras que las imágenes históricas pertenecen al archivo Andreu Muntaner, al de la Ciudad de Palma y al de la asociación de vecinos de la barriada.
Entre las casas blancas y las calles estrechas y todavía empedradas de Es Jonquet, entre el molí den Garleta y las ruinas de los den Gelós y de na Garrigueta, el escritor Albert Herranz propone al lector dos rutas para conocer los valores patrimoniales y urbanísticos del barrio: la primera arranca de la plaza del Vapor y la segunda del recuperado Teatre Mar i Terra, donde la asociación de vecinos festejó la publicación de Salvem es Jonquet.

Publicat a Diario de Mallorca 09/05/11

Presentaciˇ del llibre "Salvem es Jonquet"

plaguetes | 03 Maig, 2011 08:23

Presentació del llibre "Salvem es Jonquet"
Un homenatge a tota la gent que ha treballat i lluitat per a la defensa i conservació d'aquest barri de Palma els darrers 30 anys.
Projecció de video, xerrades i berenar.
dijous, 5 / maig · 19:00 - 22:00
Teatre Mar I Terra
Sant Magí 89-91
Palma
 

Presentaciˇn de propuestas

plaguetes | 04 Abril, 2011 15:55

www.vineshpomal.co.uk
 
Powered by Life Type - Design by BalearWeb - Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS